Crea una arquitectura de contenidos que le guste a SEO

07 Oct, 2019   |   de Luz Mariela Ruiz   |   Publicaciones Especiales, Estrategia de Contenidos

¿Sabías que el primer lunes de cada octubre se celebra el Día mundial de la Arquitectura? Pues sí. Se trata de una doble celebración, porque junto al Día de la Arquitectura también se festeja el Día mundial del Habitat. Esto fue declarado así, en 1996, por la Unión Internacional de Arquitectos.

Y nosotros en Nido Colectivo nos sumamos a esta celebración, con inmensa alegría, desde las arquitecturas de contenidos que ayudan a vestir de fiesta nuestras páginas webs.

Pero, existe la arquitectura de contenidos, ¡Si! Y ya verás todo lo que puede ayudar a tu sitio web. Puede ser que también la conozcas como arquitectura de información.

Y, al igual que la arquitectura que conocemos, ayuda a proyectar y diseñar, en este caso tu web, bajo conceptos estéticos, asegurando, además, el buen uso del espacio y la eficiente búsqueda de información. Podríamos decir que facilita darle habitabilidad a tu espacio web.

Acompáñanos en esta investigación que desarrollamos desde Nido Colectivo, para brindarte los conceptos y estrategias que pueden hacer que tu web se posicione mejor ante tus lectores y ante el Big Brother SEO.

¡Iniciemos revisando algunos conceptos básicos para calentar motores!

¿Qué entendemos por arquitectura de contenidos?

En palabras sencillas se trata de estructurar y organizar tus contenidos, establecer dónde puede ubicarse cada elemento de información que quieres mostrar y cómo crear un diseño que facilite la búsqueda de la información. Todo esto teniendo en cuenta lo que SEO exige para mostrarte en sus resultados de búsquedas.

De esta forma se facilita la localización y acceso a la información. ¿Para qué? Pues para que los usuarios aprovechen y usen los contenidos publicados.

¿Has oído hablar de la usabilidad y de la accesibilidad?

Son dos conceptos que van muy asociados a la Arquitectura de Contenidos en la web. Cuando hablamos de usabilidad, nos estamos refiriendo a que tu página web es intuitiva, clara, práctica y que facilita la navegación del usuario de forma segura y ágil.

En el caso de accesabilidad, la referencia es a contar con una página web que sea utilizada por muchos usuarios, sin importar sus capacidades o sus niveles de conocimientos. También se trata de que tu página web pueda ser accedida desde diferentes dispositivos electrónicos.

Ante ese concepto, nace el arquitecto de contenidos

A raíz del nacimiento de la Arquitectura de Contenidos, surge de manera automática el Arquitecto de Contenidos.

Con ello estamos haciendo mención a la persona que tiene bajo su responsabilidad:

  • Identificar la misión y visión de la página web.
  • Entender las necesidades de información de los usuarios.
  • Establecer los tipos de contenidos que contendrá la página.
  • Definir las funcionalidades de la página y mantenerla actualizada.
  • Diseñar las rutas de navegación y búsqueda de información.
  • Planificar la evolución de la página.

Detengámonos un momento

¿Te está pareciendo todo esto muy complicado? Ante una respuesta afirmativa, te decimos: ¡Sigue! Porque vamos a desmitificar en las próximas líneas esa sensación de complicación.

Imagínate que la arquitectura de información es el plano que te permitirá crear tu sitio web de forma ordenada. Que cuando un lector llegue allí, sabrá donde hacer clic, donde buscar, y que el impacto visual de la organización de la página, hará que se quede allí, para que pueda conectarse con las calidad de contenidos que tienes publicados y que quieres compartir.

¿Te interesa?

¿Cómo puedes crear tu arquitectura de contenidos?

Vamos a detenernos en tres premisas que recomiendan tener presente antes de diseñar tu arquitectura:

  1. Contar con una óptima navegación para darle al usuario una buena experiencia.
  2. Priorizar y agrupar las páginas con una lógica que llegue al usuario.
  3. Facilitar a los buscadores el rastreo en la página.

Partiendo de estas tres premisas, que se han convertido en leyendas, y que se las escucharás a más de un gurú en el área, vamos a ver, un paso a paso para edificar tu arquitectura de contenidos.

Orienta tu web a una estructura horizontal

La recomendación es contar con tres niveles de profundidad, sin contar la página principal. Esto ayuda a que tus contenidos sean conseguidos con más facilidad. Si Google tuviese que bajar muchos niveles, es probable que no encuentre el contenido, porque el buscador tiene parámetros de tiempo de búsqueda establecidos.

La estructura horizontal facilita a Google tanto la navegación como la indexación dentro de la página. Además, las url que se construyan serán más cortas y con menos niveles. Esto, le gusta a SEO.

Recuerda que un usuario se fastidia si tiene que dar más de tres clics para llegar a donde quiere.

Establece con cautela, cuántas y cuáles categorías y sub-categorías vas a utilizar para agrupar tus contenidos

Busca las categorías pensando en tus usuarios. ¿Cómo quisieran ellos ver la información? De esta forma eliminas la ambigüedad y tu usuario llega más rápido a dónde quiere llegar.

Estas categorías se conocen como Silos, y se refiere justamente, a lo que la palabra significa; sitio para almacenar. En cada categoría o silo, almacenas tus contenidos que correspondan.

Y, ¿qué más debes tener en cuenta para escoger las categorías? Tus palabras clave. Ellas son las que pueden ayudarte a estructurar mejor tus silos. Úsalas en tus categorías, ellas aparecerán en las url y allí las verá SEO.

Cada contenido que publiques lo harás bajo una de las categorías establecidas. Solo en una, sino estarás duplicando contenidos y confundiendo al usuario.

Aprovecha al máximo la página principal, la página home

Tu página home es la primera impresión para tu usuario. Es lo primero que ven tus lectores. Y ya sabes lo que vale la primera impresión. Así que emplea talento, creatividad y esfuerzo para que esta página tenga un contenido muy preciso y de gran calidad, bien optimizado para SEO.

Aquí, tú atraes a quienes podrán convertirse en tus lectores más leales o a tus compradores, en caso de que tu web sea para la venta. Esta página debe atraer tráfico; el contenido y el diseño serán tus ganchos. Tus keywords más importantes deben aparecer acá.

Idea una adecuada forma de encadenar tus contenidos

Tus contenidos deben estar enlazados. Una adecuada estructura de enlaces internos permitirá a tus lectores desplazarse por cada página dentro de tu sitio web, consiguiendo lo que buscan con un mínimo esfuerzo.

¿Qué significa esto? Que tus usuarios tendrán una buena experiencia, quedarán satisfechos y regresarán a tu sitio. Se incrementan las posibilidades de que compren y mejorará el posicionamiento ante los buscadores, así como fortalecerá la reputación de tu marca.

Si en una sección de tu sitio mencionas algo específico que está en otra sección, enlázalo. Usa en los enlaces las palabras clave. Esto le gusta a los buscadores y añade al final de cada artículo, enlaces a otros contenidos publicados en tu sitio.

Puedes enlazar a otro blog

Seguro estás pensando que aquí puede darse una fuga de tus lectores. Y puede ser cierto. Pero si enlazas hacia otro blog de mayor trayectoria que el tuyo, ayudas a tu usuario a completar el contenido.

En conclusión, cada entrada o contenido publicado, debe enlazarse con otros contenidos de tu propio blog. Recuerda diseñar enlaces optimizados para SEO. Y prueba utilizar un enlace hacia otro blog, de mayor reputación, experiencia y autoridad que el tuyo, que ayude a tu usuario a completar el tema.

Crea tu sitemap

Cuando hablamos de un sitemap (mapa del sitio web, mapa del sitio o mapa web) estamos refiriéndonos a un archivo que contiene la estructura jerarquizada de todas las subpáginas que componen una web y sus url correspondientes.

Algunos comentan que los sitemap están fuera de circulación, porque hoy día, la navegación se ha hecho más ágil y fácil. Sin embargo, no podemos decir que hayan perdido su vigencia totalmente. Ellos siguen prestando usabilidad a la web y además se conectan con los buscadores para revisar el contenido de tu web.

Lo importante de esto, y con lo que debes tener cautela, es que siempre debe estar actualizado. Cada cambio que se haya hecho a tus posts o entradas debe reflejarse allí. Debe estar ordenado en orden cronológico, de lo más reciente a lo más antiguo.

Los buscadores tienen robots de búsquedas, que se encargan de rastrear las diferentes páginas web para ver su contenido, clasificarlo e indexarlo en su propio índice, y asi poder mostrar resultados a las búsquedas que hacemos los usuarios.

Este robot, al entrar a tu blog, lo primero que hace es ir a la página de tu web robots.txt. En esta página, debes colocar en la primera línea, un enlace a tu sitemap. Y allí, él robot del buscador se llevará lo que encuentre similar a lo que está buscando.

Si no tienes un sitemap, igual el robot empezará a seguir tus enlaces desde tu página principal. Si tu web está bien estructurada y tiene pocos niveles de profundidad, puede toparse con tu contenido que se parezca a lo que está buscando. Entonces, puedes o no tener tu sitemap, sin embargo, sigue siendo hoy día, un camino que a los buscadores les gusta transitar.


Analiza los beneficios de la Arquitectura de Contenidos para tu web

Contar con una arquitectura de contenido o de información es, en definitiva, de mucha utilidad, porque entre otras cosas, te ayuda a:

  1. Los buscadores pueden rastrear y encontrar tus valiosos contenidos de una forma más ágil, lo cual ayuda a posicionarlos.
  2. Sin duda, brinda a tus usuarios unas experiencias más gratas y ágiles, lo que puede traducirse en volver y volver a tu página.

Y como todo tiene su final…

Te dejamos este pequeño resumen:

  1. Busquemos un equilibrio en nuestros sitios web entre los que nuestros usuarios quieren/necesitan, lo que los negocios quieren/necesitan y lo que los motores de búsqueda quieren encontrar.
  2. Tengamos presente que en las tipologías de búsqueda, debemos reflejar lo que los usuarios preguntan, y lo debemos hacer de forma rápida.
  3. Recordemos que estamos diseñando y escribiendo, primeramente, para personas. Pero a los robots de rastreo hay que señalarles el camino.
  4. La navegación debe considerar los distintos dispositivos desde los cuales se conectan los usuarios.
  5. No olvidemos tener presente, la velocidad de carga de nuestras páginas.

Queremos a nuestros usuarios navegando entre nuestros contenidos y a los rastreadores encontrándonos.

¡Vamos a convertirnos en Arquitectos de Contenidos!

Luz Mariela Ruiz

Ingeniero de Sistemas con experiencia en Planificación Estratégica y Análisis Organizacional. Como creyente de la magia en las letras, me dedico a la creacion de contenidos que se conecten con el lector, respondiendo a sus necesidades; siempre desde la ética y el respeto.

Suscríbete al newsletter de Nido Colectivo

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Nido Colectivo. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios