10 palabras claves que explican en qué consiste el Marketing de Contenidos

24 Jun, 2021   |   de Hugleidys Ortega   |   Marketing, Marketing de Contenidos

El Content Marketing o Marketing de Contenidos es reconocido como una revolucionaria estrategia de mercadeo que se estableció este último siglo con mayor fuerza, gracias a la creación del internet y a la aparición de las redes sociales. Cambiando con esto todo intento en el que las marcas se dan a conocer y cautivamos a nuestra audiencia a través de la creación y distribución de contenidos de interés.

Al igual que tú, yo tampoco sabía de la existencia del Marketing de Contenidos hasta que entré al mundo del Marketing Digital. Parecería lógico por ser prácticamente la base de casi todo lo que se publica y consume en internet, pero no. Esta estrategia tiene muchos años en práctica a nuestro alrededor.

Probablemente solo te enteras de ella hasta ahora, por el simple hecho de que si quieres sobrevivir y triunfar como marca en el entorno digital, es necesario que comiences a usarla. Pero antes hay que aprender qué es el marketing de contenidos. Y para eso me tomaré la libertad de usar como referencia el famoso concepto:

El marketing de contenidos es un enfoque de marketing estratégico centrado en crear y distribuir contenido valioso, relevante y consistente para atraer y retener a una audiencia claramente definida y, en última instancia, para impulsar la acción rentable del cliente.

Jon Pulizzi, fundador del Content Marketing Institute.

Puede que en este punto ya hayas comenzado a entender o tengas muchas más preguntas, como yo también las tuve en su momento, y por eso profundizaremos en cada palabra detrás de este concepto.

Desfragmentando el concepto de marketing de contenidos

1. Marketing

El mercadeo es una disciplina que fusiona estadística y comunicación para estudiar comportamientos del mercado, necesidades de los consumidores y las maneras de satisfacerlos a través de productos o servicios.

¿Han escuchado alguna vez “puedes tener el mejor producto, pero si no sabes cómo venderlo, será un desperdicio”? Aunque esa frase no baste para explicar todo el proceso detrás del marketing, sirve muy bien para entenderlo en esencia. La función que cumple el marketing está directamente relacionada con los negocios, específicamente con todo el proceso que lleva el diseño de un producto o servicio y su promoción.

Si has creado una marca, es porque tienes algo para ofrecer a un público y algo que deseas obtener de ellos. Pero para que puedas lograrlo, el marketing juega un papel esencial en todo esto. Antes de siquiera pensar en vender algo, es necesario definir y conocer el público al que esperas dirigirte (quienes son y que necesitan), el contexto, tu competencia, los recursos que requerirás, la inversión que debes hacer y los canales que te convienen para darte a conocer.

Teniendo toda la información recopilada y tu creación lista para ser conocida, es cuando puedes elegir la manera en que harás que ese producto o servicio llegue a tu público o viceversa. Con esto claro, finalmente, podrás diseñar una campaña publicitaria que se comunique con tu público objetivo; que exprese y resalte las características únicas de tu producto, que les diga claramente como adquirirlo, y que sea sostenible por el tiempo que lo necesites.

2. Segmentación

En el concepto de Marketing de Contenidos que vimos anteriormente, no se hablaba de una audiencia en general. No decía: "dirígete a todo el mundo", todo lo contrario, Joe Pulizzi habla de una “audiencia claramente definida”.

¿Y, por qué no llevar el contenido a todos si más personas se traducen a más oportunidades? Porque nada de esto tendría sentido si fuera tan fácil hacer que todas las personas compraran tu producto o usaran tu servicio, pues sabemos que en realidad eso no pasa.

Hay que aclarar: sea marketing tradicional o marketing de contenidos, nada puede asegurar que todos nos compren o nos sigan. Esto no es una ciencia con resultados fijos o predecibles. Estudiamos el mercado a cada momento y trabajamos con todas las estrategias que nos acerquen a esa posibilidad, pero ninguna estrategia puede.

Entonces, si ya sabes que no todos los que se benefician de tu contenido serán tus clientes, ¿cómo te acercas a los que más potencial tienen de serlo?

Si ya estudiaste el mercado con anterioridad, te habrás fijado de:

  • Dónde el mercado está más saturado y dónde queda un espacio oportuno para ti.
  • Lo que tu competencia está haciendo, lo que le está resultando y lo que no.
  • Las necesidades de la audiencia de las que tu competencia no se está ocupando.
  • Lo que la audiencia estaría dispuesta a hacer por el contenido que les interesa.

Y con toda esta información, conseguiremos segmentar, y la mejor manera de hacerlo es seleccionando un nicho de mercado. Además, al conocer a quién le hablas, te permitirás dirigir mejor tu mensaje basándote en sus necesidades.

3. Estrategia

Si nos fijamos objetivos, es necesario saber cuál será la manera más óptima de alcanzarlos. Y para eso debemos trabajar en base a un plan o estrategia. De esto dependerá la ruta hacia nuestras metas: sea vender, generar más tráfico, captar más seguidores, lo que te propongas.

Y toda estrategia de marketing de contenidos es trabajada cuidadosamente desde el principio hasta el final. Siguiendo una planeación rigurosa y específica que guiará al usuario desde el primer momento que busca, encuentra y consume el contenido, hasta que se interesa por más. Lo llevaremos a conectar con la marca y a convertirse en nuestro cliente.

Me interesa:
>> Cuándo desechar una estrategia de contenidos y cómo replantearla

4. Creación

Si hay un aporte que deseamos ofrecer a nuestro público, debemos materializarlo en el formato que mejor se adapte a nuestra marca. Realizando la acción que se requiera: fabricar, escribir, grabar, programar, dibujar, diseñar, simplemente puedes producir y generar desde cero el contenido que esperas que tu público consuma.

5. Contenidos

La definición de contenidos nos indica que se les llama así a toda información, datos o mensajes presentados en diferentes formatos. Es decir que, el contenido no es el objeto en sí, sino todo lo que está en ese objeto, lo que contiene. No es la presentación, sino la idea que presentas.

Ahora, en el internet hablamos de contenidos digitales, como toda esa información que es presentada dentro de un formato electrónico tipo:

  • Texto: blogs, ebooks, whitepaper, newsletter, etc.
  • Audios: audiolibro, podcasts, canciones, y mucho más.
  • Imágenes: fotografías, ilustraciones, comics, infografías, etc.
  • Vídeos: vlogs, webinars, transmisión en directo, entre otros.
  • Software: videojuegos, aplicaciones, etc.

Y muchos más. ¡La creatividad es el límite!

6. Calidad

Ya sabes qué es un contenido, pero tal vez te preguntes: ¿A qué se refería Jon Pulizzi con contenido valioso, relevante y consistente? Básicamente, a un contenido de interés para tu público, que pueda servirle de aprendizaje, entretenimiento o que le pueda sacar algún beneficio.

¿Y qué define que sea valioso para ellos? Dependiendo del contenido y el canal que uses para distribuirlo, hay muchos factores determinantes. Sin embargo, como consumidores siempre habrá una constante que juzgaremos más que cualquier otra: la calidad.

Por ahí hay un dicho: eres lo que vales y vales lo que eres.

Suena como algo subjetivo ¿cierto? Pero no, la calidad puede medirse con resultados. Sin embargo, eso sería después, cuando quieras analizar el alcance que obtuvo tu estrategia de contenidos. Por ahora, en el proceso creativo para llegar a conseguir un contenido de calidad, hace falta investigación.

Si ya hemos hecho todo un estudio previo de las necesidades de nuestro mercado, entonces sabrás qué ofrecerles; justo lo que ellos están buscando y necesitan. Y, si te colocas mejor en su lugar, tu solo podrías querer y esperar lo mejor o buscarás a otro que sí pueda dártelo. Y está bien si lo has pensado mal, espero que eso te funcione para empatizar mejor con el concepto. Si lo piensas bien, hay algo de marketing en todos los aspectos de la vida.

Así que si quieres que tu contenido sea apreciado, debes trabajarlo. Solo aquellos que hacen contenido original, con sentido, y de utilidad pueden triunfar con el Marketing de Contenidos. Simple ¿no? Vale, no lo es tanto, por eso hay todo un proceso detrás. Pero, si tu esfuerzo puede dar más respuestas que preguntas o más soluciones a problemas, tu audiencia te lo reconocerá y agradecerá.

¿Y por qué tu contenido sería relevante para ellos? Ya estudiaste lo que necesitan, ya conoces lo que les interesa, y si puedes ofrecerlo de forma gratuita sin comprometer la calidad de ese contenido, ¿por qué no lo sería?

Aportar a tu público algo gratis, totalmente valioso e importante para ellos, puede funcionar mucho mejor que rogarles para que se interesen en ti.

¿Y qué tan consistente debería ser tu contenido? Tanto como el público lo demande. Si ofreces calidad y a ellos les gusta, los acostumbras, les haces mantener altas expectativas de ti, y tu contenido hablará por sí solo de lo que eres como marca. Pero si un día, de pronto, comienzas a bajar esa calidad, ¿qué crees que ocurrirá? No es difícil de imaginar.

En un mundo sobresaturado de marcas que se ven en la urgencia de evolucionar en la medida que cambian las necesidades del mercado, hay muy poco lugar para los errores. Seguro que me entiendes cuando digo que podemos ser muy poco tolerantes si como consumidores no nos dan lo que esperamos.

Me interesa:
>> 20 consideraciones claves en la creación de contenido de calidad

7. Distribución

Habiendo definido el formato perfecto para presentar nuestro contenido, es importante estudiar a través de qué canal lo haremos llegar. Con un estudio previo (marketing) y una estrategia de contenidos preparada, lograremos saber si para ofrecer ese contenido nos conviene publicarlo en las redes sociales, en un blog, enviarlo por correo, agregarlo en el empaque de nuestro producto, entregarlo en lugares públicos, etc.

8. Atracción

A partir de este punto comenzarás a ver los beneficios de hacer Marketing de Contenidos y las razones detrás de invertir tantos recursos en una estrategia publicitaria tan sutil como poderosa.

El contenido que produzcas les será de tal utilidad que va a cautivarles y les causará interés por ti. Si lo que haces es de calidad, automáticamente querrán conocerte y conectar con todo lo que haga tu marca. La audiencia llegará a ti porque tu contenido cumple con aquello que les parece de interés y gracias a él querrán más de ti. Llegarán a tu marca sin que se los pidas porque has logrado ofrecerles algo muy valioso para ellos.

Seguro que alguna vez te has visto en Instagram o Facebook dando "Me gusta" a las imágenes y videos que comparte. Una llama particularmente tu atención y entras al perfil de su creador. De pronto te encuentras conociendo más de esa cuenta, viendo todo el contenido que genera para llegar a la decisión de seguirlos para siempre ver más de lo que hagan.

9. Retención

Como nos dicen a todos cuando encontramos el amor “Y si ya lo tienes, ¿vas a dejarlo ir?”. Pero no lo malinterpretes, no hay que ser intensos en esto (ni en el amor). Un usuario contento se mantendrá a tu lado sin que se lo pidas.

Repito, si el contenido es de calidad y tienes más por ofrecer, ese usuario se quedará por mucho rato. Y si ese usuario se engancha, se convierte en fanático de tu marca por todo lo bueno que les das, ¡Ofrécele más! Retén ese interés, no lo pierdas.

Si en esto no hay espacio para errores, tampoco debería haber espacio para el descuido. Asegúrate de tener suficiente contenido para mantener a tus usuarios interesados. No les des tiempo de olvidarte y no les des chance a que alguien más los cautive.

Aún si la mayoría de los usuarios que se benefician de tu contenido no te están generando ganancias ahora, su entusiasmo se contagiará a más personas. Si los consumidores de tu contenido no se convierten en clientes, es muy posible que su apoyo haga que otros sí.

10. Rentabilidad

Y, Jon Pulizzi finaliza con que al final el propósito de todo va "para impulsar la acción rentable del cliente".

¿No vale más la pena invertir en mantener interesados a estos clientes potenciales que gastar tus recursos en personas nuevas y pasajeras?

El contenido no es el rey, es el reino.

Lee Odden

Concluyendo...

El marketing de contenidos puede parecer una técnica compleja, y quizá lo sea un poco. Pero si logras comprender muy bien estas claves, seguramente, podrás dominarlo y captar público a través de tu contenido.

¿Estás dispuesto? pues, ¡empieza ahora!

Edición: Liskarys Rojas

Imágenes: Pxhere, Pixabay

Hugleidys Ortega

@ahugehug | Directora General de Nido Colectivo y RompePrecio.com, dibujante a medio tiempo y versión 23.0 de una chica introvertida en busca de sus pasiones en la vida. Comprometida a ser una persona que no se conforma con hacer una sola cosa, porque quiero y puedo hacerlo todo.

Divulgación de los afiliados

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. El autor podrá ganar un porcentaje de comisión por cada venta realizada. Lea aquí para más información.

Affiliate Disclosure

This article may contain affiliate links. The author may earn a percentage of commission for each sale made. Read this for more information.

Mensajes Relacionados
9 PRINCIPIOS DE PSICOLOGÍA que debes aplicar en MARKETING DE CONTENIDOS

Descubre cómo principios básicos de psicología pueden ayudarte a crear una estrategia de marketing de contenidos excepcional.

Cómo VENDER más UTILIZANDO EL PODCASTING

Podcasting es un excelente medio para ganar dinero. Conoce las ventajas del podcasting para aumentar las ventas y entérate de cómo implementarlo para crecer tu marca.

Influencer virtual vs influencer humano: Un duelo que recién empieza

Es momento del debate influencer virtual vs influencer humano. Descubre por qué las empresas prefieran avatares a personas.

Marketing: Lo que piensan de él y lo que realmente es

¿Tienes dudas sobre el verdadero significado del Marketing? No te preocupes ni te sientas culpable. En el siguiente artículo te enseñamos a diferenciar este término y sus importantes aspectos.