16 Errores terribles en Content Marketing que debes evitar

29 Jul, 2019   |   de Genesis Chinchilla   |   Estrategia de Contenidos

El marketing de contenidos cada día toma más importancia en el éxito de una marca. Estancarse en resultados puede ser señal de errores no detectados a la hora de crear o aplicar tus estrategias de content marketing; posiblemente, no estés consciente de la falta en la que estás sumergido, lo que te imposibilita avanzar al siguiente nivel. Por ello, te traemos esta lista de 16 errores en content marketing.

Para localizar cuál es la conducta que te impide seguir adelante es importante que sigas leyendo este artículo con actitud crítica hacia el trabajo que has desarrollado con tu marca. Así será más sencillo reconocer los errores y superarlos.

Ya que el marketing no es una ciencia exacta, da paso a caer en muchos caminos confusos por los cuales erramos de forma inadvertida. Los errores que te presentamos en nuestro espacio colaborativo han sido una piedra en el zapato para más de uno, seguro para ti también. Así que mejor:

Evita estos errores...

1. No tener estrategia

En marketing la falta de organización puede tener un alto precio.

Pero, aunque no lo creas, este es un error muy común. Así que si quieres mantener y aumentar los números de la audiencia, lo mejor es idear un plan que marque el camino hasta los objetivos.

Una buena estrategia fortalecerá la personalidad que quieres mostrar ante los usuarios, y de ser bien ejecutada, pronto identificarán tu marca en cualquier sitio.

Dentro de la estrategia debes especificar qué canales vas a usar, cómo vas a coordinar esos canales, planificar la frecuencia de cada publicación, y por supuesto, idear contenidos innovadores y de calidad para la audiencia.

Lo ideal para transitar con seguridad el sendero trazado es definir muy bien una estrategia y hacerla del conocimiento de todos los miembros de tu equipo de trabajo. De ese modo podrán remar en la misma dirección, sin que nada quede sobreentendido.

Documentar la estrategia, es por otro lado, otro aspecto de suma importancia. Principalmente, porque las ideas en el aire se las lleva el viento, así que asegúrate de plasmar todos los detalles de esa estrategia ya consensuada para que ninguno pase por alto o quede en el olvido.

2. Retrasar el comienzo

Dar largas al proyecto por querer planificar todo perfecto te traerá consecuencias. Tus clientes cada día se encuentran cientos de opción en la web, así que esfuérzate por ser constante.

Porque está bien que quieras dar lo mejor al público, pero hay una parte del conocimiento que solo puedes obtener en la práctica. Así que procura no retrasar más esa publicación que llevas semanas perfeccionando.

Atrévete sin miedo de fallar, el miedo es el primer error. Los resultados son los mejores jueces que puedes tener, esfuérzate por superarlos con constancia.

3. Publicar en un solo formato

¿Cuánta importancia le das al contenido audiovisual en tu blog? No vacíes toda la información solo en texto, hay diversas maneras de expresar los mensajes que quieres transmitir, para ello aprovecha los recursos que ofrece la web.

Infografías, vídeos, textos, audios… Son solo algunas de las opciones que se pueden proveer para la producción de la web. Juega con ellas para que tu audiencia identifique el dinamismo de la marca. Además, saber combinar de manera correcta los textos con gráficas y material audiovisual sacará a la audiencia del aburrimiento.

Para facilitar la distribución, especifica en la estrategia de contenidos en qué formato vas a publicar cada tema. Esto hará más sencillo identificar cuándo la monotonía te está invadiendo.

4. Correo electrónico en el olvido

La dirección de correo electrónico de la marca, por lo general, se crea como requisito para llevar a cabo otras actividades, también importantes. Pero, eso no justifica la falta de atención a una herramienta poderosa que espera silente la explotación de su gran potencial.

La lista de contactos que tienes en el correo electrónico deben ser clientes potenciales que estén interesados en tus productos. Por lo tanto, los mensajes que difundas por ese medio debes elaborarlos exclusivamente para esa audiencia.

Procura que esos mensajes no sean todos enfocados en la venta. Realiza invitaciones, notifica aquellas innovaciones en las que ellos también se beneficien, hazles sentir parte de tu marca. Construir lazos afectivos con la audiencia es la tendencia del marketing.

Ten cuidado de no dejar a ese público en el olvido con un mensaje cada dos meses, y tampoco saturarlos con correos cada 5 minutos. Conocer la audiencia te permitirá planificar la frecuencia, así como también la mejor forma de convencerlos a realizar alguna acción.

Si utilizas el correo de manera adecuada puedes fidelizar nuevos clientes, así que te recomendamos invertir el tiempo necesario en ello, personalizar los mensajes que envíes, y evaluar los resultados de esta estrategia.

5. Metas inalcanzables

Ganar dinero no es el único objetivo.

Más arriba te comentamos que los mensajes de correo electrónico no deben ser solo para vender tus productos, pues la audiencia creará una barrera psicológica referente a la marca, y así sucede con cualquier contenido que te propongas difundir en diversos canales.

Veamos, Juan es un vendedor de plumas que todas las mañanas se despierta con la ilusión de vender más, su objetivo principal es aumentar sus ganancias sin importar de qué cliente venga. Cada vez que te llega una notificación de Juan es para enaltecer las bondades de su producto y ofrecerte las plumas.

Por otro lado está Pedro, que trabaja el mismo nicho de Juan, y tiene como objetivo mantener y aumentar los clientes, tanto potenciales como fidelizados. Sin dejar de lado la ilusión de sus ventas, Pedro se reinventa, y las notificaciones que te llegan de él son innovadoras, enfocadas en resolver tus dudas y problemas, y siempre tienen un valor agregado lo que te hace imposible no responder sus llamados de acción.

¿A quién le comprarías plumas con mayor frecuencia? Seguramente te quedas con Pedro, porque han entablado una relación mayor a la de simple compra-venta. El secreto: los objetivos.

El content marketing se encargará de establecer diversas metas con el usuario que sean escalones para llegar a la venta. Las reacciones, comentarios y respuestas positivas de la audiencia son peldaños importantes.

Es fundamental ser realista a la hora de escoger los objetivos, ya que empezar con pasos cortos te mantendrá motivado a crecer; de lo contrario, apresurar el proceso puede traer fracasos que te bajarán el ánimo.

6. Caminar solo

Quienes trabajan en marketing deben convertirse en uno solo. Los objetivos planeados se recomiendan que sean conocidos por todo el equipo, y hacer el esfuerzo de trabajar en conjunto para alcanzarlos.

Si alguno decide caminar de manera independiente, cambia el rumbo de la marca. Entonces, la personalidad que se quiere reflejar se encontrará en peligro, lo que proyecta inseguridad y desintegración. Esto, luego, se verá reflejado en la audiencia.

Esa unión del grupo se tiene que expresar con mayor fuerza en el contenido que se difunde en nombre de la marca. Los objetivos trabajan como un norte y se debe asegurar que el contenido conduzca a ellos en una ruta directa.

Solución infalible: Crea afinidad con el grupo de trabajo. Motívales a sentirse identificados con la marca. Asegúrate de verificar constantemente que cada miembro tenga la vista fijada hacia la misma dirección del resto.

7. Diario personal

El contenido que a ti te gustaría leer no es el mismo que los usuarios necesitan. Para comprobarlo puedes evaluar los temas que has escogido de manera individual, y comparar sus resultados con aquellos que propuso la audiencia. Seguro que los que fueron pensados para tus consumidores tendrán mayor impacto.

Para no caer en este error, evita escribir para ti mismo, pues no trae un buen resultado. Así que cuando te sientes a trabajar ten presente siempre a tu buyer persona, esto te dará mayor seguridad de sus deseos y necesidades. Además, evitaras las divagaciones.

Valora las opiniones y reacciones que tienen en relación con el contenido. Recuerda que el cliente siempre tiene la razón. Trabaja para acercar la marca a tu audiencia. Motívalos a proponer temas, responde sus dudas, y pronto tendrás formada una comunidad.

8. Cantidad y no calidad

El que más publique tendrá un éxito mayor, error. Velar por la calidad de los contenidos no es una tarea sencilla, pero lanzar artículos sin medidas solo por aumentar la cantidad, te aseguro que es agotador.

Publicar contenidos carentes de calidad, sin ninguna intensión de resolver problemas o aportar información útil a la audiencia es una actividad penalizada por Google. Recuerda que sus motores de búsqueda le dan especial importancia a la eficacia y originalidad de cada contenido.

Así mismo, exceder la cantidad de publicaciones puede saturar a la audiencia y más de uno le dará la espalda a tu marca.

Si estas inmerso dentro de esta falla ¡sal de ahí rápido! Es un error terrible del content marketing, y sus consecuencias no tardarán mucho en aparecer.

Para solucionarlo, te recomendamos verificar y planificar la frecuencia en tu estrategia y no olvidarte de agregar valor a cada publicación.

9. Meta: Ser viral

Los marketeros han encontrado el éxtasis en ser virales, y no lo quieren dejar.

Es una tendencia que por lo general va de la mano con el punto anterior. Una de las características de este error es que se deja de lado el profesionalismo, por el afán constante de producir contenido viral.

No te obsesiones, mejor evalúa qué tan útil son tus publicaciones para la audiencia, y luego, busca que todas se direccionen a la solución problemas. En cuanto hayas resulto ese importante punto, los clientes empezarán a difundir tu contenido, lo que te ayudará a atraer un tráfico de usuarios de calidad, que más tarde pueden convertirse en nuevos clientes.

10. Desconocer el mercado

Para poder ejecutar un buen marketing de contenidos es importante estar al tanto de todos los cambios que tiene constantemente el mercado y adaptarse a estos.

El dinamismo de la plaza obliga a evaluar constantemente las técnicas que utilizamos para abrirnos un espacio en ese lugar imaginario. De lo contrario estarás condenado al estancamiento de los números o hasta vivir una decaída.

¿Se ha quedado tu marca con el estudio de mercado que hizo 2 años atrás? Espero que no. Mejor planifica un tiempo prudente para actualizar esa información y no dejes todo al mercadólogo. Preguntar e interactuar con la audiencia es una opción, esto revelará datos que no vas a conseguir de otra manera.

Evita este error teniendo presente información básica de cuáles productos han aumentado la demanda, qué precios se manejan y cuáles técnicas de oferta están dando los mejores resultados.

11. ¿Quién es el buyer persona?

Otro error del content marketing es no conocer al cliente ideal. Esta figura también es muy dinámica, es por ello que su evaluación debe ser constante.

No conocer a tu buyer persona te hará divagar en cúmulos de espectadores que no son clientes potenciales para tu marca. Entonces no se cumplirán los objetivos.

Una señal de que cometes este error es que creas contenidos sin tener como meta satisfacer las necesidades y deseos del buyer persona.

Para solucionarlo, es necesario que cada característica nueva que encuentres, la sumes al cliente ideal que maneja tu empresa. Estudia cuál es el comportamiento online de los consumidores, y cómo es la relación que han establecido con la marca. Luego, produce contenido que se adapte a ellos.

12. No usar el mismo lenguaje

Puede que tengas muy bien caracterizado a tu cliente ideal, pero de nada sirve no llevarlo a la práctica. Conocer al consumidor permite descubrir cuáles medios son más efectivos para enganchar a todo cliente potencial que te visite por primera vez.

Un blog de enfermería no puede utilizar un lenguaje de médicos, no sería del todo comprensible para el público que se está diseñando, por más que los dos compartan temas de salud. Descubre cómo se expresa la audiencia y cuáles términos le son más conocidos.

13. ¿Y el SEO?

No olvides que gran parte del éxito de tu web depende de los motores de búsqueda.

No mantenerlos como buenos amigos es un error terrible. SEO es una herramienta que nos ayudará en gran medida, pero tampoco te obsesiones con esta práctica o Google lo penalizará.

Dale un uso prudencial a las palabras claves. No te olvides de optimizar las imágenes, cuídate del plagio. Ojo con los títulos: son muy importantes. ¡Y buena suerte!

14. CTA sí importa

Sin Call to Action (CTA) el trabajo es incompleto. Lo importante de esta práctica es la oportunidad de que la audiencia realice una acción que convenga a la marca, bien sea dirigirlo a otra entrada de tu web, seguirte en alguna red social, dejar su dirección de correo, o consolidar alguna compra.

Pon especial atención en cómo redactas el CTA y asegúrate de que los resultados dejados sean positivos; de lo contrario, cambia la estrategia. Conocer a la audiencia y hablar su mismo lenguaje hará irresistible tu llamado.

15. No promocionar

Por más que tu contenido sea bueno y los números de tu audiencia sean constantes, debes esforzarte por llegar a nuevas personas, la clave para eso: promocionar.

Si esta opción no está dentro de tu estrategia de contenido cometes un error, la promoción del contenido es tan importante como la planificación del mismo. Procura invertir lo necesario para hacer una buena promoción.

Utilizar las redes sociales para desarrollar una campaña de promoción es una buena alternativa.

16. El terror de los resultados

Dejar de lado la evaluación no es la mejor idea de todas. Esta práctica te permite reforzar las acciones que hayan tenido buenos resultados y desechar aquellas que no sirvieron de nada. El marketing de contenidos no se trata de crear y publicar como maquinas sin pausa, toma el tiempo necesario para valorar las cifras.

Pero ten cuidado a la hora de la evaluación, los resultados no se miden solo por las ventas realizadas. Interésate por los leads conseguidos, cuántas veces ha sido compartida tu publicación, y así pronto aumentarán las ganancias.

Para solucionar este error, conoce cuál es el impacto que tuvo la estrategia utilizada, y cómo reaccionó la audiencia.

Para finalizar...

El marketing de contenidos es una práctica de paciencia y constante trabajo. Aprender de la experiencia ajena puede permitirte saltar varios obstáculos sin problemas, para cultivar un aprendizaje mutuo compartimos algunos errores terribles del content marketing, pero tu ¿Cuál agregarías?

Genesis Chinchilla

Comunicóloga, con experiencia off y on line. En el camino me enamoré del Social Media y adopte el Marketing como estilo de vida.

Mensajes Relacionados
6 consejos de SETH GODIN para hacer un buen MARKETING DE CONTENIDOS

¿Conoces a Seth Godin? El es un verdadero influencer dentro del marketing de contenidos. Revisa 6 de us planteamientos de valor para nuestros contenidos.

¿Cómo definir los mejores CONTENIDOS PARA los SEMINARIOS WEB?

Los webinars son tu oportunidad para ofrecer contenido de calidad y ganar seguidores. Por eso es necesario que sepas definir contenido para seminarios web que llamen la atención.

MARKETING SEXUAL: aprende a usar la sensualidad en tus contenidos

Las marcas descubrieron que incluir el sexo en su estrategia de Marketing les daba muchos beneficios, esa práctica se conoce como Marketing Sexual y aquí hablamos de ello.

Neurocopywriting: la ciencia de PERSUADIR CON PALABRAS

El neurocopywriting es una forma de persuasión muy evolucionada, no obstante, la ciencia de persuadir la mente de tus clientes amerita una explicación a detalle y aquí podrás conseguirla.