¿Qué es curación de contenidos y qué puede aportar a tu estrategia?

19 Jun, 2019   |   de Luz Mariela Ruiz   |   Estrategia de Contenidos

La creación y publicación de contenidos online no se detiene. Todos los días se incrementa.

La World Wide Web, o la red de redes como también llaman a Internet, es un medio de difusión tan libre que cualquier sujeto, empresa u organismo puede publicar contenidos a diario .

Sólo requiere disponer de un computador con conexión a la red y de los contenidos a publicar. Muy diferente a los procedimientos que se siguen cuando se publica en medios impresos.

Para estar actualizados sobre algo, debemos hacer un esfuerzo grande para seleccionar los contenidos de verdadera calidad en medio de ese mar de contenidos de todo tipo. Esos que abundan en la Web y que producen en nosotros, muchas veces, una sensación de ahogo profundo al no saber qué leer con precisión.

¿Te sientes identificado con esto?

¿Podemos hacer algo ante ello? Definitivamente, ¡sí!

Vamos a buscar, encontrar, filtrar contenido de calidad y compartirlo de una manera más efectiva. Para así mantenernos actualizados e incrementar nuestros conocimientos en las áreas de interés.

O, si prefieres, para identificar los contenidos que queremos compartir en nuestros espacios web o que queremos tomar como base para ampliarlos, siempre "con la venia" de su creador, ¡claro está!

Y de esto es que se trata, precisamente, la curación de contenidos.

¿Qué es la curación de contenidos?

Es un proceso mediante el cual... se realiza la búsqueda, en el inmenso mundo del Internet, del contenido más relevante y de mayor calidad que necesitamos en un área específica. Luego de encontrarlo, debemos agruparlo, organizarlo y compartirlo. Para culminar, falta una palabra clave: continuidad.

Sí. Este proceso se implanta y se ejecuta de manera continua. Sólo así tiene la efectividad requerida.

Aplicar este método es una manera de aprender más. Y sobre todo, de mantener actualizada a una población específica sobre temas de interés. Pero, además, ayuda a nutrir nuestros espacios webs con contenidos de alta calidad, afines a nuestras políticas editoriales.

Podemos compartir estos contenidos en nuestros espacios, logrando que se vuelvan más integrales y versátiles. ¿Todo ello podemos hacerlo? Sí, pero siempre:

  • Tomando en cuenta el tipo de licencia que tiene el contenido a compartir.
  • Solicitando la autorización para su uso al creador del contenido.
  • Haciendo la debida y justa mención de su autor.

El proceso de curación de contenidos requiere de una inversión económica, de tiempo, de esfuerzo y de un personal dedicado. Tal vez por ello, muchas empresas deciden obviarlo, sin detenerse en analizar los fabulosos resultados que puede brindar.



¿Cómo aplicar la curación de contenidos?


Investigando, podemos observar que existen varios métodos para aplicar este proceso.Y, desde nuestro espacio colaborativo, hicimos una recopilación, que esperamos te apoye verdaderamente.

¡Detengámonos un momento! A estas alturas, por supuesto, que ya tienes una estrategia de contenidos elaborada. Y eso significa que ya sabes cuál es tu público objetivo, tu buyer persona, y además estás clarísimo sobre qué quieres escribir.

¿Es así, verdad? Entonces, continuemos... De lo contrario, te sugerimos iniciar esa tarea antes de hacer algo por la curación de contenidos.

1. Identificar las necesidades de información

Es preciso definir las áreas de información acerca de las cuales se hará la búsqueda de contenidos de alta calidad y relevancia. Debe responder a los objetivos de la empresa o del creador del sitio web donde se compartirá. Al mismo tiempo, debe ir alineado, indiscutiblemente, con los intereses del público lector.

2. Investigar las fuentes

Toca iniciar ahora, el proceso de investigación. Para ello, es pertinente hacer seguimiento a noticias, infografías, artículos, videos, tutoriales y cualquier otras fuentes de información en Internet. Apuntando siempre a los mejores espacios webs, los de mayor confiabilidad, los que gozan de alta reputación en cuanto a calidad, técnica y veracidad. En fin, aquellos que resulten de mayor valor para nosotros y nuestro público lector.

¿Cómo hacerlo? Define, en función a las necesidades de la información, una serie de palabras claves que representen las áreas de información a buscar. Adicionalmente, identifica los buscadores que utilizarás: Google, Bing, Yahoo, redes sociales, etc.

Esto hay que hacerlo de manera constante. Las tendencias cambian todos los días, los contenidos se actualizan todos los días, y tienes que echar un vistazo a esto, ¡todos los días!

3. Recolectar y filtrar los contenidos

Ahora, que ya tenemos lo que vamos a buscar, debemos pasar los resultados de la búsqueda por un buen tamiz. ¿Qué hace un tamiz? Depurar, filtrar, limpiar. Hay muchísimo contenido basura. Y ese, justamente, no lo queremos.

Esta es la fase más importante. Los criterios que asumas para definir qué tiene calidad y qué no, son cruciales para el éxito de la tarea.

¿Cómo podemos hacer esto? Te enumeramos a continuación varios criterios que puedes asumir para ello:

  • Identificar el autor del contenido, sea un individuo o una organización. Cuidado con los contenidos que no identifican la autoría. No son de fiar.
  • Valorar la autoridad que tiene el autor en el tema; esto tiene que ver con su reputación y experiencia sobre el tema.
  • Precisar la fecha de elaboración del contenido, así podemos determinar qué tan actualizada es la información.
  • Reconocer a quien va dirigida la información: ¿se trata de algo muy elemental o muy especializado?, ¿está acorde con nuestra necesidad de información?. Y, determinar con qué propósito ha sido creada: informar, explicar o persuadir.
  • Validar la objetividad, el sesgo y el equilibrio en la información.
  • Revisar el nivel de profundidad con que se aborda el tema.
  • Validar las fuentes bibliográficas de la información y los enlaces a otras páginas.
  • Revisar la calidad de la escritura y la sintaxis.
  • Revisar la actualización del sitio web donde se aloja la información, así como su diseño, esquema de navegación y estabilidad.

4. Organizar la información

Ahora que tenemos la información que estábamos buscando, debemos organizarla y guardarla en un repositorio propio y confiable, que asegure políticas de respaldo y recuperación. Así, podrás consultarla cuando lo requieras.

5. Solicitar autorización de los creadores para compartir y adaptar contenidos

Cuando consigas los contenidos relevantes, hay que revisar el tipo de licencia que tienen asociado, y de acuerdo a ello, realizar la respectiva solicitud de autorización a los autores de los contenidos. Debe explicarse el uso y propósito que se dará a los mismos.

6. Adaptar los contenidos y compartirlos

Algunos contenidos necesitarán ciertas transformaciones de formatos, diseño, traducción a otro idioma, actualización de la información o ampliación de la misma. En esta etapa, se procede a realizar tales ajustes, bajo nuestros fines editoriales y especificaciones propias.

Ahora, estamos listos para compartir y distribuir en los diferentes canales que hayamos establecido.


7. Medir

Es importante captar las opiniones y sugerencias de tus lectores. El propósito es mejorar en próximas publicaciones.

Hay que fortalecer la vinculación con tus lectores. Una forma para hacerlo es respondiendo sus comentarios y atendiendo sus inquietudes.

Por otro lado, es imprescindible medir la efectividad de las publicaciones, partiendo de la evaluación de los objetivos propuestos y lo logrado. Revisar el tráfico en la web, ¿Qué publicaciones tuvieron un mayor enganche? ¿Cuáles contenidos gustaron más?

¿Quién hace la curación de contenidos?

Todo esto que hemos compartido hasta ahora, lo tiene qué hacer alguien. ¿Quién? El curador de contenido.

Es él o ella quien se encarga y se responsabiliza de buscar, filtrar, organizar, adaptar y compartir el contenido relevante de un tema específico. Esto tiene que hacerlo de manera continua para alcanzar la efectividad.

La capacidad de análisis y de síntesis son imprescindibles para lograr lo propuesto.

Principales herramientas tecnológicas que apoyan la curación de contenidos

Existen en el mercado una buena serie de opciones tecnológicas que pueden apoyar al curador de contenidos en esta importante labor.

Mencionamos a continuación, algunas de ellas:

  • Feedly: Permite buscar, filtrar y ordenar los contenidos por diferentes categorías. los proporciona de forma rápida y optimizados para dispositivos móviles. Facilita compartir el contenido de sitios web. Además, se pueden agrupar los que realmente interesen.
  • Upcontent: La búsqueda de contenidos es fácil, sin contar su organización por categorías y la revisión de tendencias.
  • ContentGems: Te permite encontrar y compartir contenido valioso. Es conocido por su plataforma de uso sencillo. Realizando la configuración previa, te hace llegar por correo los contenidos que más te interesan.
  • List.ly: Da la posibilidad de recopilar información en forma de listas. Puedes ir creando listas por categorías o agregar contenido a otras listas. Tienes la libertad de dejar comentarios y compartir.
  • Buzzsumo: Muestra los contenidos más compartidos en redes sociales, realizando las búsquedas adecuadas.
  • Curata: Almacena la información más importante que hemos detectado en la Red y permite acceder a ella cuando se necesite. Facilita la publicación de los contenidos curados en newsletters o en las redes sociales.
  • Ready4social: Puedes filtrar, programar y compartir contenidos en diferentes redes sociales de una manera rápida y sencilla.

Beneficios de la curación de contenidos

  • Ayuda a encontrar ideas para desarrollar nuevos contenidos.
  • Contribuye a optimizar el posicionamiento en motores de búsqueda, por la calidad de los contenidos.
  • Aumenta la productividad, ahorrando tiempo y esfuerzo en determinar la información relevante.
  • Contribuye a dar mayor visibilidad y reputación a la marca.
  • Incrementa el tráfico en tu sitio web y puede aumentar el número de seguidores.
  • Permite fortalecer el aprendizaje organizacional del equipo de trabajo; se transforma en una opción de formación.

La curación de contenidos es un proceso que requiere tiempo y dedicación. Debe realizarse de manera continua. Aporta valor a tu estrategia de Marketing de Contenido. Las herramientas tecnológicas de apoyo ofrecen facilidades importantes para curar contenidos.

Además, es una forma ingeniosa de formación continua para tu equipo de trabajo, quienes pueden buscar la información relevante, analizarla y compartirla, aprovechando de buscar aplicaciones en su quehacer cotidiano.

¿Valiosa? ¡Apostamos a que sí!

Luz Mariela Ruiz

Ingeniero de Sistemas con experiencia en Planificación Estratégica y Análisis Organizacional. Como creyente de la magia en las letras, me dedico a la creacion de contenidos que se conecten con el lector, respondiendo a sus necesidades; siempre desde la ética y el respeto.

Mensajes Relacionados
El Marketing de contenidos une a rivales: CocaCola + PepsiCola

Conoce las estrategias de contenido que han aplicado estas importantes marcas de refresco a lo largo de los años y qué han hecho para posicionarse en el mundo.

¿QUÉ ES EL FAST CONTENT? Descubre cómo aplicarlo

Conoce qué es el fast content, los beneficios y cómo aplicarlo en tu estrategia de marketing

Las 5P de la personalización de contenidos

La P en Personalización de contenido implica 5 reglas, las cuales deberían ser la base en todo el proceso de creación de este contenido. ¡Conoce las 5P y atrae una gran audiencia para tu negocio!

REUTILIZAR CONTENIDOS ANTERIORES: qué es y cómo hacerlo

Conoce qué es la actualización de contenidos, por qué reutilizar tus contenidos anteriores y cómo hacerlo.

Suscríbete al newsletter de Nido Colectivo

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Nido Colectivo. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios