Marketing: Lo que piensan de él y lo que realmente es

08 May, 2019   |   de Karleth Ruiz   |   

Como bien se sabe, a pesar de la cantidad de años que tiene el Marketing, porque aunque no se sepa una fecha específica de su surgimiento, se tiene una idea de haber nacido en las antiguas civilizaciones, actualmente es un boom y un término bastante empleado por las empresas.

Sin embargo, es increíble la cantidad de personas equivocadas en cuanto a su significado y mal concepción. Por esa razón, decidí exponer las versiones comunes y falsas de las personas con respecto a este tema. Y, por supuesto, definir correctamente sobre qué se trata, intentando saldar cualquier duda.

El verdadero significado del Marketing.

Las personas piensan que el Marketing es…

Muchas veces me he topado con amigos ajenos a ésta área y me han dicho lo que piensan del Marketing con toda la seguridad del mundo como si estuvieran manejando una verdad absoluta, pero no son más que falsos conceptos.

En primer lugar, NO es sinónimo de publicidad. Está mal unir ambos términos como un igual. El Marketing, por un lado, siempre ha tenido un mayor alcance porque sus actividades comienzan antes de la creación de un producto y continúa luego de la venta del mismo. Su curso no se detiene.

En cambio, cuando recurrimos a la publicidad lo hacemos para difundir masivamente a nuestro público objetivo la existencia de un producto, sus beneficios y ventajas. Por tanto, la publicidad no es más que una herramienta del marketing, funciona como un complemento para alcanzar ciertos objetivos.

Por otro lado, NO es sinónimo de ventas. Me atrevería a decir que ésta es una de las confusiones más comunes; muchas personas creen que al estar vendiendo ya está haciendo marketing y déjenme decirles que no es así. Para entender mejor, es bueno saber que las ventas son todas aquellas actividades relacionadas con la transferencia de productos de la empresa a los compradores. Ahora, sí es correcto decir que las ventas es uno de los objetivos del marketing, porque al fin y al cabo se quiere obtener una ganancia monetaria.

Para finalizar este punto, el Marketing tampoco es sinónimo de promoción porque ésta es otra de sus herramientas y se utiliza cuando se quiere cumplir un objetivo como dar a conocer nuestro producto, convencer o recordar a los futuros clientes cuáles son los beneficios de nuestro servicio.

¿Sientes que estuviste engañado por pensar en una cosa no cierta? Tranquilo, entiendo la sensación. Después de aclarar lo anterior, siento muchas voces lejanas diciendo: pero, entonces, ¿qué es el Marketing?

La respuesta correcta: ¿Qué es realmente el Marketing?

Traducido al español como Mercadotecnia o Mercadeo, según Philip Kotler, especialista en el área y uno de los pioneros en este mundo, “Marketing es la ciencia y el arte de explorar, crear y entregar valor para satisfacer las necesidades de un mercado objetivo con lucro. El Marketing identifica necesidades y deseos no realizados. Define, mide y cuantifica el tamaño del mercado identificado y el lucro potencial.”

Para dar una definición un poco más sencilla, podríamos decir que el marketing es un sistema total de actividades. Y, como en todo sistema, sus elementos deben relacionarse unos con otros. Es decir, incluye todas las actividades que sean necesarias realizar y éstas se relacionan entre sí para lograr los objetivos en común. Pero, ¿cuáles son esas actividades?

  • Identificar una oportunidad de mercado
  • Investigación del mercado
  • La elaboración de planes de marketing

Al momento de construir una estrategia de marketing es necesario apegarse a cada una de ésta actividad para obtener mejores resultados. Asimismo, todas las actividades que se realicen deben seguir un orden para obtener mejores resultados y evitar el caos. Por ejemplo, la primera actividad debería ser Identificar una oportunidad de mercado que no es más que la identificación de las necesidades o deseos de un determinado grupo de personas.

La segunda debería ser realizar una investigación de mercado para validar o no la oportunidad identificada, mediante un conjunto de herramientas que ayuden a tomar futuras buenas decisiones. Esto se puede lograr a través de las encuestas, grupos focales.

Una tercera actividad debería ser elaborar un plan de Marketing en función de la información obtenida en la investigación de mercados y que servirá de guía para todas las demás actividades. Pero esto no es todo, también existen otras actividades que le siguen tales como:

  • Participación activa en el desarrollo de productos
  • Fijación de precios
  • Selección de los canales de distribución
  • Implementación de actividades de promoción
  • Monitoreo y control de todo lo anterior

El primer punto nos habla de la creación del producto basándonos en las necesidades detectadas en el mercado, para así lograr la satisfacción deseada del público objetivo. Luego, y aún aunado al estudio del mercado que se realizó, se establece un precio accesible, pues de nada sirve sobrevalorar nuestro producto si al final de cuenta nadie lo comprará.

La fijación de los canales de distribución también es un tema crucial porque se deben elegir lugar de fácil alcance para nuestros futuros clientes. Por ejemplo, si queremos montar una venta de deliciosas donas, no podemos detenernos un domingo en la tarde en una plaza desolada, ¿quién nos comprará? Necesitaremos mucha suerte para ver resultado. En cambio, si vamos un sábado en la tarde a las afueras de un parque de diversiones, el escenario cambia.

Asimismo, es necesaria la interacción con el público y comunicarles a través de distintas promociones nuestros beneficios y qué tipo de productos ofrecemos. Por último y muy importante, nos queda monitorear constantemente la validez de ésta estructura para analizar si está dando los resultados previstos.

Además de todo esto que se ha planteado hasta los momentos, el Marketing también promueve el intercambio de productos o servicios de valor. Por ejemplo, cuando el vendedor de una empresa ofrece un producto tangible o un profesional especializado ofrece un servicio médico, o un restaurante ofrece su comida y atención a alguien que lo necesita o desea, la otra persona para obtener estos productos o servicios da algo de valor (dinero, en este caso). Entonces, lo que se tiene es un proceso de intercambio y es esto lo que el Marketing promueve constantemente.

¿Quieres conocer más?

Objetivos del Marketing

Con el fin de ser un poco más específicos sobre éste tema, resulta conveniente presentar algunos de los objetivos trazados en el marketing. Algunos de éstos son:

  • Aumentar las ventas y atrapar clientes.
  • Incrementar la vistosidad de la compañía, productos y servicios.
  • Administrar mejor una marca.
  • Crear mejor relación con los clientes y proveedores.
  • Educar el mercado.
  • Cautivar a los colaboradores.


El objetivo del marketing es conocer y entender tan bien al consumidor que el producto o el servicio se adapte a él como un guante y pueda venderse por sí solo

Evolución de los conceptos de Marketing a lo largo de los años

Si les preguntamos a cinco personas qué significa el marketing para ellos, seguramente recibiríamos cinco percepciones distintas, pero no los culpo. A lo largo de los años se han manejado conceptos diferentes sobre el tema. Tal vez por eso las personas creen que tiene el mismo significado de la publicidad. Repito, no tienen culpa. Me parece muy interesante hablar de la evolución de ésta terminología para lograr entenderla un poco más y resaltar su importancia.

1950

De acuerdo con algunos expertos, se deduce que el marketing surgió mucho antes de éste año, pero fue en 1950 cuando se comenzó a tratar un poco más formal. Gracias a Peter Drucker, quien acuñó al marketing en su teoría titulada “Práctica de la Administración”, se lograron los primeros avances para la difusión del marketing.

Según él, se trataba de una fuerza para aumentar las ventas a través de métodos que servían para cautivar al consumidor. Desde aquí, los empresarios y administradores se interesaron aún más en el tema.

1960

Específicamente en 1967, el estadounidense, economista y especialista en mercadeo, Philip Kotler (a quien mencionábamos anteriormente), expuso su tesis sobre la “Administración de Marketing”, donde explicaba ésta estrategia y su importancia.

De ese momento se desató ola de artículos e investigaciones sobre el tema que fueron publicados. Ésas estrategias dictadas por este personaje, pasaron a ser estudiadas con más precisión y la empresas las comenzó a utilizar esas técnicas para su fortalecimiento interno. Kotler ha sido uno de los autores que más ha atinado el concepto real del marketing y, cuya definición, se ha mantenido hasta la actualidad. Él dice que ““…es un proceso sociales donde las personas adquieren algo que desean, a través de la […] negociación de productos y servicio […]”.

1970

Para ésta época, las técnicas del marketing pasaron a ser imperativas dentro de las empresas o marcas. De hecho, reconocidas compañías crearon oficinas internas donde trabajaban apegadas a las agencias publicitarias de Madison Avenue (avenida del barrio de Manhattan). Con decirles que, desde los gobiernos, como las organizaciones civiles y religiosas también comenzaron a incluir las estrategias de marketing.

¡Por cierto! Uno de los avances importantes en este momento fue el cambio de “vender a cualquier precio” y sustituida por una idea más humanizada de “satisfacer al cliente como primera opción”

1980

Para ese entonces, los grandes especialistas del marketing, aumentaron la difusión de teorías con respaldos ampliamente científico, pero entendibles para que la población lograra entender, donde reforzaban a la importancia de velar por la satisfacción de los deseos y cómo aumentaban las ventas gracias a esto. Debido a esto, las empresas de todos los tamaños que aún no tenía incluido este sistema se comenzaron a angustiar y aumentar el proceso de inclusión.

1990

La llegada de la tecnología definitivamente generó un cambio importante dentro de ésta área. El marketing creó el Customer Relationship Management (CRM), la cual es la administración enfocada en la satisfacción de los consumidores.

El sistema se fortaleció debido a las nuevas vías de comunicación y el alcance fue mayor. También se implementó la personalización de la marca y continúo vigente el enfoque en la sociedad.

2000

El inicio de una nueva era trajo consigo la innovación de los celulares, el internet, las redes sociales y el comercio electrónico. Todas estas nuevas herramientas permitieron reforzar las formas de hacer marketing y facilitó la distribución de los productos y servicios. Es importante resaltar que, para este entonces, el concepto de marketing que se maneaba, es el mismo hasta la actualidad. No hubo mayores modificaciones.

2010

Finalmente, llega la transformación digital y el sistema toma como prioridad en cómo el consumidor recibe el producto y cómo acepta el objetivo de la compañía. También, las estrategias de marketing se enfocaron en hacer que las personas incluyan la marca en su día a día.

Tipos de Marketing

Continuamos rompiendo falsas expectativas y seguramente aún las haya dentro de los tipos de marketing. Realmente aprovecho de tocar esta parte porque para mí es importante saber toda la amplitud del tema.

Hace unos días me reuní con varios amigos y conversábamos sobre el marketing y sus derivados, y al llegar a los tipos algunos decían la primera locura que se les ocurría y deducían por el nombre de éstos. En ese entonces pensé en redactar un apartado para aclararlos y ha llegado el momento.

Marketing Directo

En primer lugar, éste es bastante sencillo de comprender. ¿Alguna vez has recibido la llamada de una empresa para ofrecer un producto o de una compañía de telefonía celular para ofrecer sus servicios o preguntar si estás satisfecho con sus promociones? Pues exactamente eso es el marketing directo.

Marketing Indirecto

Una vez escuché decir que el marketing indirecto es cuando te quieren vender un producto disfrazado de otro. Ni siquiera sé muy bien qué quiso decir esa persona, ¡pero no! Éste tipo lo utilizan las marcas o empresas para mostrar un producto de manera, casi, invisible, pero sirve para generar una reacción en el subconsciente del consumidor. Por ejemplo, cuando vemos en una película a un actor tomando una botella de Coca-cola y diciendo lo refrescante que es.

Marketing Social

No no no, no se trata de vender a una comunidad grande un determinado producto. De hecho, ya lo dijimos antes, el marketing no se trata realmente de vender. Éste lo utilizan las empresas para patrocinar grandes eventos, películas, series, labores sociales. Y, de esa manera, la marca también se da a conocer sin ser invasiva.

Este tipo de marketing lo practica muchísimo la marca Nike, quien patrocina eventos deportivos y jugadores atléticos.

Endomarketing

También conocida como mercadotecnia interna, son unas serie de acciones y estrategias que se crean para incentivar a los trabajadores y aumentar el sentido de pertenencia de los mismos.

Marketing Viral

Es de bajo presupuesto, pero tiene un buen impacto en el mercado. Se encarga, de alguna manera, de explotar las redes sociales con la finalidad de dar a conocer aún más la marca.

Marketing Digital

Quizás en este las personas sí logran deducir fácilmente su significado, porque sí, es exactamente el mismo marketing pero teniendo como principal canal el medio digital. Actualmente es el más usado y con mayor escala de éxito.

Marketing de Contenidos

Si piensas que se trata de vender artículos o información, sigues estando equivocado. Ésta nace de la importancia y necesidad de los clientes en recibir contenidos de calidad y que sirva para educarlos sobre un tema específico. También se ha convertido en una de las principales técnicas empleadas por las empresas y personas que quieren incursionar en este mundo. De hecho, el contenido lleno de valor e información educativa, aporta mayor credibilidad y éxito.

Marketing Personal

No es más que todas aquellas técnicas que sirven para crear nuestra imagen personal. Lo podemos emplear cuando estamos abriendo un blog personal o queremos generar contenidos en redes sociales. Este método lo utilizan mucho actualmente lo conocidos “influencer”.

En este tipo de marketing es necesario tener un poco de cuidado y saber elegir el enfoque, valor y características que le queremos dar a nuestra marca personal. Recordemos que eso será decisivo para alcanzar los objetivos y atraer al público.

El mejor marketing no se siente como marketing.

Tom Fishburne

Como hemos podido observar a lo largo del artículo, existen distintas concepciones del marketing de acuerdo a su tipo, pero la definición genérica de éste sistema de actividad siempre se mantendrá tal y como es. Tal como lo decía y lo reitero, es fundamental conocer este tipo de información tanto para nutrir nuestros conocimientos como para lograr un mayor éxito dentro del mercadeo.

¡Espero que tus dudas hayan quedado respondidas! Y si después de haber leído este artículo, te animas a crear tu propia Estrategia de Marketing, puedes leer los demás temas referentes que tenemos para ti. ¡Ya verás cuánto te ayudan!

Imágenes cortesía de Unsplash.

Karleth Ruiz

Lcda. en Comunicación Social, Mención Periodismo Impreso. Copywriter y SEO Profesional. El mundo digital es mi segundo hogar.

Suscríbete al newsletter de Nido Colectivo

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Nido Colectivo. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios