Cuándo desechar una estrategia de contenidos y cómo replantearla

10 Jul, 2019   |   de Karleth Ruiz   |   Producción de Contenidos, Estrategia de Contenidos

Cuando hablamos de una estrategia de contenidos, no es más que aquella estrategia que le permitirá a una marca posicionarse dentro de un sector específico a largo plazo. ¿Por qué a largo plazo? Porque para obtener mejores resultados, el posicionamiento debe ser orgánico y éste amerita tiempo. Cuando creamos tal estrategia, buscamos algo que defina el contenido y nos permita detectar cuándo y cómo compartirlo para obtener mayor visibilidad.

Una cosa es necesaria aclarar: el objetivo principal de una estrategia de contenidos es conseguir clientes. Punto. No es bloguear por amor al arte y sin esperar resultados positivos. Es hacerlo para conseguir tráfico y capturar leads. Si esto no da resultado, entonces, es momento de dar marcha atrás y replantear la estrategia de contenidos.

Estrategia de Contenidos: cómo saber cuándo deshacerse de ella

Partes básicas que integran una Estrategia de Contenidos

Antes de continuar avanzando, es necesario recalcar cómo está compuesta o cuáles son los pasos a seguir para armar una estrategia de contenidos.

  • Plan. En primer lugar, debemos tener un plan, con objetivos trazados y las temáticas de contenidos que queremos redactar.
  • Creación. Aquí entra el proceso creativo para la redacción y creación de contenidos.
  • Publicación y promoción. Sigue el proceso de exponer el contenido en las redes sociales, buscadores, para comenzar a captar clientes.
  • Análisis. Esta última parte nos ayudará a analizar los primeros resultados que se obtuvieron e iniciar (de ser necesario) un nuevo proceso más eficiente y eficaz.

Sinceramente, para lograr el éxito de una estrategia de contenidos, necesitamos paciencia, dedicación, conocimientos, ganas de innovar y mucha disposición. De hecho, a veces se trata de un constante ensayo y error para lograr el resultado deseado.

Sin embargo, para evitar cometer ciertos errores, a continuación, te mostramos algunos casos donde quizás creemos estar haciendo lo correcto dentro de nuestra estrategia, pero realmente no nos están llevando a ningún lugar.

¿Crees que puedes escribir sobre cualquier tema?

Realmente sí puedes hacerlo, porque al final tú eliges qué redactar para tu blog o sitio web. No obstante, para lograr un éxito a largo plazo, tal como se mencionaba al principio, es necesario planificar qué publicar, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. No es redactar lo que nos salga del corazón, subirlo a la plataforma y esperar que pase lo mejor .

Hace unos días, un amigo conversaba conmigo y manifestaba lo frustrado que se sentía porque tenía aproximadamente seis meses generando contenido, pero no veía resultados. Al parecer su estrategia de contenidos estaba fracasando. Al preguntarle de qué forma estaba escribiendo tal contenido, me dijo que sólo lo elaboraba, lo publicaba y ya, sin más. Por supuesto, ahí estaba su error.

Debemos desprendernos de la elaboración de contenidos al azar. Primero se establece un objetivo conciso y en base a eso se trabajará para lograrlo. Si en la estrategia de contenido no existe un plan de acción, entonces, se estará caminando a ciegas y no se llegará a ninguna meta.

¿Le da la importancia necesaria al SEO?

Es muy probable que en ciertas ocasiones dejemos a un lado la optimización de la plataforma web y de los contenidos realizados para un posicionamiento destacado. De hecho, también nos enfocamos en anexar palabras claves dentro del texto, pero nos olvidamos de lo anterior y, cuando hacemos eso, estamos fallando por mucho.

El SEO es importantísimo para mejorar la visibilidad de nuestro sitio web y obtener un mejor posicionamiento. Por esa razón, no debemos dejarlo a un lado. Si su plataforma aún no está optimizada, es necesario invertir un poco de tiempo en esto.

¿Crees que los contenidos se harán virales automáticamente?

Este es otro de los errores más comunes que se cometen y también lo mencionamos cuando comenzamos a hablar sobre el tema. Es ilógico pensar que nuestro contenido se volverá viral sin nosotros hacer nada para lograrlo. Así no funciona, ¿o usted cuando pone a asar un filete de carne lo deja ahí y se olvida pensando que él mismo se cocinará?

Es sumamente importante monitorear a diario nuestro contenido y apoyarnos de las redes sociales para promocionarlo. Además, hay que estar atentos a las necesidades de los usuarios, invertir un poco de dinero en publicidad y ser dedicado y paciente.

¿No tienes Buyer Personas definidas?

Si usted cree que su contenido puede agradar a todo el mundo y no lo está enfocando en un público determinado, déjeme decirle que está perdiendo su tiempo y dinero. Eso de querer ser “amiguero” no funciona dentro de la publicidad.

Cada vez que queramos crear una estrategia de contenidos, lo primordial es tener en mente a quién queremos dirigir tal cosa. De lo contrario, estamos trabajando en vano, y aunque publiquemos 100 artículos diariamente, no servirá de mucho. El Buyer persona ayuda a conocer cuáles son las necesidades, deseo, problemas, del público objetivo. Con esto, la creación de contenidos será mucho más exacta y lucrativa.

Por ejemplo, ¿usted cree que la marca Nike logró su éxito enfocándose en personas sedentarias que nunca en su vida habían realizado ninguna actividad física? ¡No! Obviamente buscó deportistas para cubrir sus necesidades. ¿Ahora lo entiende mejor?

¿Enfocado en vender, pero no en enseñar?

Si elegiste una estrategia de contenidos porque pensaste que vendería a la primera, pues te equivocaste un poco. De por sí, el Marketing de Contenidos consiste en crear contenidos de calidad y, de esa manera, satisfacer las necesidades de los usuarios.

Una estrategia de contenidos debe educar antes de vender. La marca en este caso queda a un lado y el principal foco son los problemas de los clientes y cómo hacer para solventarlos. Todo lo demás se va amoldando luego, es decir, la marca se posicionará gracias al contenido de calidad que se exponga en la web y gracias a la confianza generada en los lectores.

Un ejemplo claro de esto lo podemos extraer de la marca Dove, seguro han escuchado sobre ella. Ésta compañía en sus inicios se enfocó en vender jabones y desodorantes hidratantes. Sin embargo, con el pasar del tiempo se dio cuenta que con sólo vender no provoca mucho en sus clientes. Por eso se replanteó su estrategia de comunicación y creó una campaña titulada “Belleza Real”, donde ayudó y enseñó a las mujeres a quererse tal y como son.

Con esto inculcó la importancia de tener una buena autoestima y aceptar nuestros defectos. Fue tal su éxito que ganó un reconocimiento mundial como una de las mejores campañas en el mundo publicitario y, por supuesto, sus ventas aumentaron significativamente debido a la confianza y sentimiento de pertenencia de sus consumidores.

¿Realmente el contenido que publica es bueno y ayuda a los lectores?

Sí, vuelvo a tocar el tema del contenido. Pero de verdad hay que entender lo importante del asunto. Si usted tiene mucho tiempo publicando en su plataforma y no ve resultado, tal vez el contenido no sea el mejor.

No sólo podemos enfocarnos en redactar un montón de cosas, siguiendo los pasos para el buen manejo de la palabra clave y luego subirlo a la plataforma. ¡No, por favor, no! De acuerdo a los nuevos algoritmos de Google, si una persona dura menos de un minuto en su artículo, entonces tal contenido no es apropiado y por ende el artículo jamás se posicionará.

El contenido debe estar lleno de valores e información beneficiosa para los usuarios. Es más, ese contenido tiene la tarea de responder cada pregunta del lector y proporcionarle un enganche para quedarse leyendo.

¿Cómo puedo replantear una estrategia de contenidos?

Leyendo los posibles errores, ¿te identificaste con uno o más de uno? ¡No te preocupes! No todo está perdido. Ahora te ayudaré sugiriendo algunos pasos fabulosos para replantear una estrategia de contenidos y lograr los resultados que tanto deseas.

Diferenciar entre una estrategia y una campaña

Este primer punto es clave, es importante saber diferenciar entre una estrategia de contenidos y una campaña. La primera nos ayudará a definir las acciones trazadas para poder cumplir con los objetivos, y la segunda nos ayudará a ejecutar tales acciones previamente precisadas.

Definir el Target – Buyer Persona

Ya lo mencionamos antes y lo repetimos de nuevo. Este punto es decisivo. Tener un norte bien definido nos ayudará a tener una mejor visión de nuestros clientes ideales y cuál es su posición. No es una labor sencilla, es cierto. De hecho, puede tomar tiempo, pero es cuestión de plantear objetivos concisos y precisos. Lo demás vendrá después.

¿Cómo construir el perfil de mi usuario ideal?

Una vez definido nuestro target, pasamos a construir el perfil del mismo, ¿cómo lo hacemos? Investigando todo acerca de él: dónde vive, sexo, su edad, cuáles son sus intereses, necesidades, opiniones sobre productos similares al nuestro.

De ahí partiremos para la creación de nuestro contenido, y el trabajo será mucho más llevadero. Google Analytics, por ejemplo, es una herramienta muy buena para conseguir algunos de esos datos y es muy eficiente.

Haz un análisis de tu competencia

Está claro que todos los productos y contenidos dentro de la web o en el mercado buscan satisfacer las necesidades de las personas. Y esto es universal. Es como tener un puesto de verduras y que también haya otro a una cuadra de nuestro local. Obviamente debemos saber qué ofertas tiene nuestra competencia, cuál es el trato hacia los clientes para mejorar en esos aspectos y seguir obteniendo ganancias.

Gracias a la era digital y al boom del marketing de contenidos, hay millones de empresas digitales queriendo posicionarse y ofrecer sus servicios. Por eso es necesario realizar análisis frecuentes sobre nuestra competencia para saber qué ofrecen y cómo lo hacen, de esa manera no saldremos perdiendo.

Expandir los canales de transmisión

Emplear distintos canales de transmisión aporta dinamismo y nos permite llegar a más usuarios. Si además de publicar contenido en un blog, hacemos lo mismo en las redes sociales, podemos lograr un mayor alcance.

Instagram, por ejemplo, es una red social usada por millones de personas en el mundo, es fijo que nuestro contenido puede tener éxito si lo difundimos por esa plataforma. Asimismo, se pueden enviar promociones por correo electrónico a los clientes para mantenerlos al tanto, con esto también se generan más relaciones públicas.

Decidir el tipo de contenido a exponer

Aunque haya quedado de último, este punto es uno de los primordiales. Es fundamental decidir qué tipo de contenido se creará. El contenido debe ser de calidad y aportar valor a la audiencia, lograr satisfacer sus necesidades y también lograr la confianza con la marca.

Luego, se procede a publicar, planificar los días de postear en las redes sociales, crear una base de datos y mantener un constante contacto con los clientes. Las ventas y las ganancias dependerán de cuán bueno sea el contenido ofrecido a los usuarios.

¡Avancemos con los cambios!

El mundo digital está en constante movimiento y avances. Tal vez la estrategia de contenidos que armamos hace dos años, ya no dé resultados actualmente, pero es normal. Lo importante es estar atentos a los cambios y a los altibajos de nuestro contenido.

Quizás sea un poco engorroso replantear una estrategia de contenidos nuevamente. Pero si de eso depende el éxito de nuestro servicio, se debe iniciar las veces necesarias.

Karleth Ruiz

Lcda. en Comunicación Social, Mención Periodismo Impreso. Copywriter y SEO Profesional. El mundo digital es mi segundo hogar.

Mensajes Relacionados
Youtube no es solo videos: es historias, transmisiones y publicaciones

Crea tus estrategias en youtube aprovechando los nuevos formatos de la plataforma. ¡Acá te mostramos cómo!

El inktober cumple 10 años y sigue retando a las comunidades

Descubre que es el reto inktober, cómo los challenges pueden ayudar a nuestras campañas publicitarias y la importancia que tiene este contenido generado por el usuario.

Big Data Marketing: Qué es y cómo se enlaza con el Marketing de Contenidos

Escribir contenidos de calidad es necesario en todas las estrategias de marketing de contenidos. Para lograrlo, necesitamos conocer al consumidor y eso se logra analizando la información que provee el Big Data, la cual permita estructurar, ordenar e interpretar las huellas que dejan en su andar por la red.

Conoce acerca de las líneas editoriales en el fashion marketing

¿Sabes de qué escribir cuando se trata del fashion marketing? Aquí te hablamos de líneas editoriales, conceptos y temas recomendados

Suscríbete al newsletter de Nido Colectivo

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Nido Colectivo. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios