Construcción de marcas: la clave de las marcas exitosas

29 May, 2019   |   de Karleth Ruiz   |   

Todo proceso conlleva algunos pasos importantes que se deben seguir para lograr un objetivo y más aún para la construcción de una marca, la cual será nuestro distintivo en el mundo de los negocios.

Pero, espera, ¿Qué es una marca exactamente? Es la terminología usada para identificar un producto o servicio desarrollado, en la mayoría de los casos, por una empresa que lleva el mismo nombre. Sin embargo, también existe la marca personal, ésta ayuda a diferenciarse de otras personas en distintos aspectos. Cuando se habla de negocios, la marca es todo aquello que identifica a lo que se ofrece en el mercado, teniendo un valor por sí mismo, más allá del producto o servicio.

La construcción de una marca es importantísima, ésta llega a representar un ideal en la mente del consumidor. Por ejemplo, y sucede mucho con las marcas de bebida, comprar una gaseosa o refresco de marca concede una condición inmejorable al consumidor, aun cuando otra bebida pueda tener la misma calidad. Claro, es necesario recalcar que esto también se logra con un buen branding.

Construcción de marcas: la clave de las marcas exitosas

¿Quieres saber qué es el Branding?

Éste es el proceso de construcción de una determinada marca. Es decir, no sólo se enfrasca en el nombre de la empresa sino en todos aquellos aspectos capaces de brindar una experiencia emocional a los consumidores, trabajadores, proveedores y más. Desde el nombre hasta algún pequeño símbolo que identifique a la marca, son detalles que se crean en un plan de branding.

No es un trabajo sencillo, el branding es un nexo de una estrategia de negocios cuyo objetivo es que las marcas se adhieran a la mente de los consumidores con sólo ver un símbolo, escuchar una melodía, percibir ciertos aromas. ¿Suena un poco complicado, cierto? A nivel mundial son muchas las marcas que han superado todos los obstáculos y han creado una poderosa estrategia. A continuación presentaremos algunos ejemplos que pueden servir de ayuda y guiatura para crear una exitosa marca:

Red Bull: elixir de energía

Este es uno de los casos de branding más estudiados y atrayente. Se fundó hace un poco más de 30 años y es la empresa de bebidas energéticas más adorada del mundo, de acuerdo a los expertos. Pero, ¿por qué? ¿Cuál es la razón real? ¿Será que la bebida es la más deliciosa de todas? Realmente no se debe a esto, de hecho, el sabor de su sustancia es muy común y parecido a otras.

Red Bull desde sus inicios quiso marcar la diferencia y conectarse con su audiencia de una forma más emocional. Manejó la estrategia de asociarse con sensaciones excitantes y sentimientos de aventura. Se basa mucho en su relación con los deportes extremos, la cual está bastante marcada y se evidencia en cada comercial y publicaciones en redes sociales.

Dicha relación con las disciplinas de alta intensidad permite reforzar e ilustrar el slogan principal de la marca “Red Bull te da alas”, ofreciendo un estilo de vida donde todo es posible si se le añade la cuota de energía necesaria.

Esta marca ha sabido internalizarse en la mente de su público. Cuando las personas escuchan palabras como: aventura, altura, velocidad, deporte, extremo, inmediatamente piensan en Red Bull y esa ha sido la clave de su éxito. De hecho, una de las cosas más impactantes de esta estrategia se logra ver en su página de Facebook, donde aún sin contar con muchas imágenes sobre el producto, tiene 47 millones de seguidores.

Actualmente, Red Bull es patrocinador de distintas bandas musicales y promueve eventos y documentales. Se ha mantenido presente en el mercado, no vendiendo directamente, sino implícitamente y de una forma más atractiva. Las ventas vienen solas debido a ésta estrategia.

Coca-Cola: el ingrediente secreto

¡Por supuesto no podíamos dejar de mencionar esta exitosa marca! Reconocida a nivel mundial por sus comerciales y manera de atraer al público. Estoy segura que si ves, así sea la tapa de su envase, usted lo reconocería de inmediato, ¿no? O Simplemente ese color rojo característico de la empresa.

Además de la identidad visual que maneja la marca desde hace más de un siglo, su mensaje también se ha mantenido y sigue siendo el mismo: la felicidad. Esa es su palabra icónica y emplean en cada una de sus nuevas campañas. Por ejemplo, seguro ya había escuchado o leído frases como “Momentos Felices”, “Destapa la felicidad”, “Fábrica de felicidad” “Comparte la felicidad”. Como vemos, su estrategia de contenidos también ha estado bien marcada.

Coca Cola es una empresa vinculada a las labores sociales, sobre todo en temporadas navideñas y eventos deportivos. En el 2012, la marca promocionó una acción bastante peculiar y significativa. Contactó a una cantidad considerable de filipinos que emigraron y los llevó de nuevo a su país de origen para celebrar la navidad junto a sus familiares. Más de un millón de personas se vieron beneficiadas, ¡Sí! Es increíble, ¿no?

Esta empresa se ha enfocado en vender emociones y no su producto en sí, y realmente de ahí proviene la magnitud de su éxito en el mercado.

Una de las últimas actualizaciones de estrategia de esta marca titulada Debranding, traducida al español como Desmarquización, ha sido de las más exitosas y generó un revuelo mundial. Consistió en quitarle, de cierta manera, el protagonismo al producto, colocando al consumidor como personaje principal de la historia. ¿Cómo lo hizo? Quitó de sus envases el nombre Coca-cola y lo sustituyó con nombres de personas.

Cuando las personas iban a comprar una lata de gaseosa, podían pedir o escoger una personalizada con su nombre. De inmediato las redes sociales se llenaron de emoción y de fotografías de las latas con sus nombres grabados. Realmente fue una estrategia brillante; el consumidor era el protagonista, pero igualmente la marca estaba inmersa y era un ganar-ganar.

Dove: un amigo gentil

Esta marca es un excelente ejemplo y sirve de guía si queremos replantear nuestra estrategia de contenidos o aumentar el éxito de nuestro producto. A lo largo de los años ha modificado su concepto y técnica de posicionamiento y comunicación, cediendo su espacio a una discusión más arraigada sobre el verdadero concepto de belleza.

La empresa se fundó en 1957 con la idea de crear un jabón más cremoso en comparación al resto y enfocó su comunicación en la hidratación. El jabón Dove no era un simple jabón, también era un hidratante para la piel. Basados en esto, sus campañas publicitarias se ahincaban en la sensación de frescura y reparación que dejaba en la piel tal producto.

Con el paso de los años reformularon su enfoque y en el 2004 la marca adoptó un nuevo posicionamiento de Belleza Real, cuyo fin era sensibilizar y atraer a las mujeres a través de una comunicación emotiva y empática. De ahí partió su nueva campaña de debate sobre el verdadero significado de la belleza con el propósito de romper los estereotipos impuestos por la sociedad, recalcar el encanto propio de cada mujer y elogiar las imperfecciones de cada una.

Luego, Dove se continuó expandiendo y sacó al mercado una línea de desodorantes, pero mantuvo su discurso. Ahora en sus comerciales no muestra las típicas modelos convencionales, sino mujeres con diversos tonos de piel y edad con el fin de demostrar que la verdadera belleza está en todas.

¡Y por cierto! Eso no es todo. En conjunto con su campaña “Dove – Retratos de la Belleza Real”, la cual además fue catalogada como uno de los grandes éxitos de la publicidad mundial, la empresa también creó un proyecto titulado “Movimiento para la Autoestima”, donde a través de programas educativos fortalecen el autoestima en niños y adolescentes.

Resulta increíble cómo un adecuado enfoque y estrategia de contenidos puede marcar severamente la diferencia, porque al fin y al cabo para lograr un éxito en nuestra marca no podemos enfocarnos en vender simplemente un producto y ya, sino venden emociones y sensaciones.

Nike: de renombre

¿Cómo dejar de mencionar esta otra reconocida y exitosa marca? Imposible. Creo que actualmente, deportista o no, más de uno tiene ha tenido o desea tener alguna prenda de esta marca.

Esta compañía se fundó en 1964 por Phil Knight, un norteamericano aficionado a los deportes. Desde sus inicios, esta empresa trazó su público objetivo: los deportistas. Y de ahí se basó para, poco a poco, mejorar la calidad de sus productos de acuerdo a las necesidades de sus clientes. Para esto, contrató a Jeff Johnson, quien para ese entonces era un vulgar vendedor de zapatos de California y le pidió que ofreciera tales calzados en universidades de instituciones deportivas para así poder conocer cuáles eran realmente las exigencias de éste público.

Y de ahí va su primera clave de éxito, ¿la ven? Siempre quiso dar a los deportistas exactamente lo que ellos necesitaban. Más adelante, cuando el mundo deportivo comenzó a tomar mayor fuerza con las carreras de atletismo y maratones, Nike también comenzó a encabezar los eventos de ésta índole pues muchos participantes tenían sus zapatillas. A partir de ahí, la compañía se planteó una estrategia para ser sponsor de esos eventos y ganar mayor fama.

Nike también desarrolló otra estrategia que resultó ser una de las mejores en el mundo del marketing. Se basó en reclutar deportistas importantes para ofrecerles un puesto de trabajo en la empresa. Por ejemplo, uno de ellos fue Alberto Salazar, un famoso corredor que sirvió como consultor de marketing de la empresa. La imagen de esta persona le otorgó un plus de credibilidad a la marca.

Pero ellos no se conformaron con tales estrategias y siguieron innovando, y vaya que encontraron una manera bastante eficaz de aumentar el alcance y reconocimiento de la marca: Los Influencers. Nike colabora con personas reconocidas en el mundo y que utilizan la marca, tales como Michael Jordan, Cristiano Ronaldo, Lebron James, entre otros. Con esto, la receptividad del público fue impresionante, pues obviamente las personas querrán tener un producto utilizado por figuras importantes.

McDonald’s: ¡siempre sonrisas!

Alcanzar el éxito y reconocimiento mundial de McDonald’s es la fantasía de todo empresario. Aunque no fue la primera red de comida rápida, es el mejor ejemplo que existe. Pasar de haber creado un pequeño restaurante a manos de Dick y Mac McDonald, a tener más de 35.000 locales en más de 100 países es una locura.

De acuerdo con análisis de marketing realizados por expertos, la clave para el triunfo de ésta marca se ha basado en ofrecer una intachable relación entre calidad y precio a sus clientes.

Dominar la industria global de servicios alimenticios no es tarea fácil, en lo absoluto, pero ésta marca lo ha logrado a través de la satisfacción del cliente ofreciendo un servicio de calidad. Asimismo, una de las estrategias gerenciales de esta marca y que le aporta una cuota más de reconocimiento es la “Política de puertas abiertas” donde los gerentes siempre están disponibles y cordiales para solventar cualquier eventualidad. Eso les genera a los clientes un nivel de confianza más arraigado.

El branding en esta marca está tan bien pensado y organizado. Más allá de la trayectoria de esta franquicia, ya la marca vive adherida en la mente de cada ciudadano y se transmite de generación en generación. Y, claro, su comida deliciosa hace la diferencia en el mercado, pero también es el trato de sus trabajadores hacia los clientes los causantes del éxito.

McDonald’s posee una misión clara y es hacer que sus consumidores obtengan su pedido en el menor tiempo posible y sean atendidos amable y cariñosamente, por eso sus empleados tienen la tarea de recibir a cada persona con una sonrisa para generar calidez y familiaridad. No sólo es vender y ya, es conectar con el público.

McDonald’s como marca ha sabido hacer las cosas. Genera confianza, ofrece un servicio óptimo, se preocupa con las necesidades de sus clientes potenciales, siempre está innovando y entreteniendo a su público, sobre todo a los más pequeños del hogar. ¿Quién no tiene recuerdos de haber visitado McDonald’s en su infancia? Yo, por ejemplo, aún me siento una niña cuando visito alguno de sus locales.

Starbucks: un segundo hogar

¿Quién no ha escuchado hablar de la multinacional de venta de café más famosa del mundo? Pocas marcas se han sabido ganar el corazón y la fidelidad de los consumidores como lo ha hecho Starbucks. Su construcción de la marca y estrategia de marketing emocional ha sido impecable y una de las más valoradas a nivel mundial.

Esta marca desde sus inicios apostó por tener a sus clientes como el centro de todo. Cada una de sus técnicas y estrategias se ha basado en satisfacer siempre las necesidades de sus consumidores y escalar un poco más alto para obtener su total agrado, ¡y vaya que lo ha conseguido!

Han innovado y se han mantenido tan cerca de sus usuarios como les ha sido posible. Entre las tantas maravillas que ha realizado esta empresa ha sido:

  • Implementar acceso a Wi-Fi gratis dentro de sus locales para que sus consumidores mientras tomaban un café, pudieran seguir conectados como si estuviesen en la comodidad de su hogar.
  • Creó una App donde se puede cancelar la bebida que se escoja sin necesidad de hacer cola para pagar.
  • En sus redes sociales atienden las 24 horas del día cualquier inquietud de sus clientes.

Pero a decir verdad esa no ha sido la clave de su éxito, sino la forma de mantener siempre vigente su lema de posicionar a los clientes como principal fuente de inspiración. Esta estrategia de marketing emocional ayuda a generar una conexión irrompible y emotiva entre la marca y el consumidor. Esto hace que la mayoría de las decisiones de compra surjan de la emoción y de esa relación emocional. Tal como lo mencionamos antes también, quizás sus bebidas no sean las mejores del mundo, pero su servicio y estrategia sí lo son.

Gracias a esto, la empresa ha logrado que sus consumidores no sientan que al comprar un café, están comprando un producto, sino que están viviendo una experiencia. Asimismo, uno de las maneras icónicas de la marca de hacer sentir a sus clientes parte de la compañía, ha sido los vasos personalizados con sus nombres. ¡Apuesto a que te provocó un café!

Ahora bien, ¿Cómo puedo construir mi propia marca exitosa?

Una vez que hemos leído los ejemplos anteriores, podemos analizar cada caso y extraer los mejores métodos o estrategias que le han proporcionado una cuota indiscutible de éxito a cada una de estas marcas. A modo de resumir las mejores, una marca se puede construir basándose en los siguientes pasos:

Créale una personalidad a la marca y adóptala como una forma de vida

La personalidad de una marca y los sentimientos que te generan es parte de su esencia, por eso es tan importante. ¿Cómo se logra esto? Va desde un buen logo, buenos colores, frases, mascotas que se quieren colocar como imagen de la marca. Todos estos elementos ayudan a ser reconocida entre los futuros clientes.

No te enfoques sólo en la calidad

La experiencia que obtiene el cliente con la marca, es lo que genera una diferencia y la hace grande. Claro, la calidad es importante en una buena marca, eso es cierto. Sin embargo, la grandeza de la misma surge cuando los clientes se sorprenden por las cosas innovadoras, con esto se crean grandes experiencias y provoca un sentimiento de apego en el consumir y se logra que regresen por más.

Conoce las necesidades del consumidor

Una buena marca sabe qué quiere su cliente y vela por cumplir todos sus deseos. La percepción de los consumidores permite a la marca crear productos y servicios que realmente compensen sus necesidades sin siquiera ellos pedir algo. Es decir, se deben reunir datos en tiempo real de los clientes, anexarlo al aprendizaje que tienen en el mercado y de esa manera lograr un buen marketing.

Un ejemplo perfecto sobre esto es el trabajo realizado por McDonald’s, quienes entienden las necesidades de sus clientes mucho antes de que ellos digan algo; creando cada vez un Menú más llamativo y apetecible.

El éxito verdadero de una marca no necesariamente proviene de una planilla ni lista de fórmulas, sino de los valores construidos por la misma. Valores que, además, forman una conexión irrompible con los clientes y hacen que la marca se introduzca en la mente de los consumidores y perdure durante generaciones.

La finalidad de haber expuesto y detallado los procesos y estrategias de marketing de cada compañía, no fue otra que ayudarte a proyectar y visualizar tu marca. Como podrás haber observado, es un proceso que amerita tiempo, las empresas no lograron sus objetivos de la noche a la mañana. Sin embargo, con esfuerzo y dedicación todo se puede. ¡Anímate a construir tu marca! No le temas al fracaso porque de ahí proviene el verdadero triunfo.

Karleth Ruiz

Lcda. en Comunicación Social, Mención Periodismo Impreso. Copywriter y SEO Profesional. El mundo digital es mi segundo hogar.

Suscríbete al newsletter de Nido Colectivo

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Nido Colectivo. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios